El hotel

Capsalera

Mas Vilalonga Petit está ubicado en una masia del año 1781, situada en un entorno incomparable, en el Parc d' Interès Natural de les Gavarres, donde podremos volver a la naturaleza sin renunciar al lujo y las comodidades, rodeados de sencillez, elegancia y personalidad. Destacan los detalles, la tranquilidad, la amabilidad, el esmerado servicio y la decoración, que contribuyen a la creación de un ambiente único, exclusivo, romántico y muy confortable. El hotel está rodeado de campos y bosques y de muchos rincones para disfrutar de la naturaleza, la buena compañía y poder observar los pájaros y escuchar los grillos en las noches de verano.


HISTORIA

La masía, construida en 1781, fue habitada por muchas personas a lo largo de los años, hasta que los actuales propietarios decidieron convertirla en un hotel diferente, exclusivo y único. La rehabilitación y restauración del edificio empezó a principios del año 2000, conservando la fachada. La actual recepción del hotel corresponde a lo que antes era la entrada principal de la casa, el comedor era un antiguo cobertizo, las cuadras y el granero hoy lo ocupan unas acogedoras y singulares habitaciones.

 

SERVICIOS E INSTALACIONES

Mas Vilalonga Petit dispone de servicios e instalaciones con el fin de garantizar a nuestros huéspedes una estancia agradable y a la medida de sus necesidades.

 

EL RESTAURANTE

Situado en un antiguo cobertizo con vistas a los campos y bosques de las Gavarras el restaurante está abierto a los clientes alojados en el hotel, y a toda persona que, con reserva previa, quiera disfrutar de una buena experiencia gastronómica en un marco de tranquilidad y atención.

Su gastronomía se basa en un tipo de cocina que recoge la tradición culinaria catalana con productos de primera calidad y diseño propio.